Black Carbon (BC)

¿Qué es?

El Black Carbon (BC) o humo negro es un tipo de material carbonoso. Es un componente principal del hollín, una compleja mezcla que también contiene carbono orgánico. Se distingue de otras formas de carbono y compuestos de carbono contenidos en el aerosol atmosférico ya que tiene una combinación única de las siguientes propiedades: absorbe fuertemente la luz visible en todas las longitudes de onda, es refractario (conserva su forma básica a muy altas temperaturas), es insoluble en agua y en disolventes orgánicos (incluyendo metanol y acetona) y existe como un agregado de pequeñas esferas de carbono.

El BC se genera principalmente por la combustión incompleta o deficiente de combustibles fósiles, biocombustibles y biomasa, y suele ser emitido directamente a la atmósfera en forma de partículas finas (PM2,5). Tiene una reactividad química muy baja en la atmósfera y su proceso principal de eliminación es la deposición húmeda o seca.

La emisión de BC afecta a la calidad del aire ambiente, incide en la salud de las personas y está considerado como un importante contribuyente al cambio climático global.

Fuentes

La mayor parte de las emisiones globales de BC se deben principalmente a la acción humana. Proceden de fuentes móviles, especialmente de los motores de vehículos diésel. La otra gran fuente es la procedente de la quema de biomasa, de los incendios forestales, de las calefacciones residenciales y de la industria.

¿Cómo afecta a la salud humana?

El diminuto tamaño de las partículas de BC propicia que sean inhaladas con facilidad por el ser humano, afectando directa o indirectamente al sistema pulmonar y a los bronquiolos. Su inhalación incrementa el riesgo de padecer infecciones respiratorias, agrava otras muchas enfermedades respiratorias y cardiovasculares y aumenta la tasa de mortalidad prematura.

¿Cómo afecta al cambio climático?

Su alta contribución al cambio climático es debida as sus propiedades absorbentes de la luz que hacen que convierta la energía en calor y caliente el aire que lo rodea. Cuando estas partículas están suspendidas en el aire, la luz que sería absorbida en la superficie es redistribuida en la atmósfera. También cabe destacar su interacción con el hielo y con la nieve. Cuando las partículas de BC se sitúan sobre estas superficies acaban por oscurecerlas y disminuye la reflectividad lo cual se denomina “efecto albedo”. Esto provoca a aceleración da fusión de la nieve y el hielo.

El BC también contribuye a la formación de nubes marrones atmosféricas que producen cambios en los patrones de la lluvia y en los gradientes de temperatura.

¿Cómo se mide?

La aetalometría es la técnica basada en la absorción de radiación electromagnética de algún tipo determinado de material particulado suspendido en el aire. Generalmente, se emplea para la medición do BC ya que este material es el contaminante orgánico con mayor índice de absorción de luz. Su principio de operación se basa en hacer pasar una cantidad conocida de aire inicialmente por una cinta filtro (de fibra de cuarzo recubierta de teflón) y después por una cámara donde es irradiada con una determinada longitud de onda. La estimación de la concentración de BC en la muestra de aire está relacionada con la atenuación de la radiación generada por el contaminante y el flujo de aire que ingresa al equipo en un periodo de tiempo determinado. El equipo que se emplea para la medición del BC es conocido como aetalómetro.


Xunta de Galicia 
Icono Creative Commons Xunta de Galicia. Información mantenida y publicada en Internet por la Xunta de Galicia.
Atención a la ciudadanía | Accesibilidad | Nota legal | Mapa del portal 2.1.0