Metales Pesados

Descripción

Los metales pesados son un grupo de elementos químicos que presentan una densidad relativamente alta. Aunque no todos los metales que tienen una elevada densidad son tóxicos en concentraciones normales, existen una serie de metales pesados muy conocidos por ser peligrosos ya que son persistentes en el medio ambiente y algunos se bioacumulan, es decir, se acumulan en los organismos, en las cadenas alimentarias. 

Aunque sus niveles son bajos; el mercurio (Hg), el plomo (Pb), el cadmio (Cd), el talio (Tl), el cobre (Cu), el zinc (Zn), el cromo (Cr) y también el arsénico (As) son contaminantes atmosféricos comunes emitidos principalmente como resultado de diversas actividades industriales y de la combustión del carbón. Los metales legislados en calidad del aire son los siguientes:

  • Arsénico (As):

El arsénico es un elemento muy tóxico. Se encuentra de forma natural en la tierra en pequeñas concentraciones, pero a consecuencia de las interferencias humanas, grandes cantidades de arsénico llegan al ambiente y a loss organismos vivos. La exposición a este metal ocurre normalmente por el contacto de la piel con el agua y el suelo contaminado.
Los efectos que tiene sobre la salud van desde la irritación del estómago, intestinos y pulmones, al desarrollo de cáncer de piel, pulmón, hígado, y linfa, daños en el sistema nervioso, daño en el DNA, e infertilidad.

  • Cadmio (Cd):

El cadmio se libera a la atmósfera a partir de fuentes naturales (volcanes, las partículas llevadas por el viento y las emisiones biogénicas) y antropogénicas (producción de metales no ferrosos, la combustión fija de combustibles fósiles, la incineración de residuos, la producción de hierro y acero y la producción de cemento).
Los principales efectos secundarios que se pueden presentar son daños en los sistemas digestivo y nervioso, debilitación de los huesos, daño en el ADN y desarrollo de cáncer.

  • Níquel (Ni):

El níquel es un metal traza que se produce en los suelos, en el agua, en el aire y en la  biosfera. Las emisiones atmosféricas de Ni pueden ser a partir de fuentes naturales (polvo arrastrado por el viento, los volcanes o la vegetación) o de fuentes antropogénicas (combustión de petróleo para la generación de calor, el transporte marítimo o la producción de energía, la minería y producción primaria de Ni, la incineración de residuos y lodos de aguas residuales, la fabricación de acero, la galvanoplastia y la combustión del carbón).
En cantidades muy pequeñas, el Ni es esencial para los seres humanos. No obstante, una elevada absorción puede ser un peligro para la salud humana, ya que el níquel es un cancerígeno conocido, y también tiene otros efectos no cancerosos, por ejemplo en el sistema endocrino.

  • Plomo (Pb):

El plomo es un metal blando que ha tenido muchas aplicaciones, pero que en la actualidad se encuentra prohibido en la mayoría de ellas debido a sus efectos. Este metal puede entrar en el organismo humano a través de la comida, del agua y del aire. Las principales fuentes de emisiones antropogénicas del Pb son la combustión de combustibles fósiles, la eliminación de residuos y la producción de metales no ferrosos, hierro, acero y cemento. La contribución de la gasolina a las emisiones de Plomo se eliminó en Europa a través de la legislación y la completa aceptación de la gasolina sin plomo.
Entre los efectos del plomo en la salud cabe destacar la alteración del sistema nervioso, la elevación de la presión arterial en adultos, daños en los riñones y en el cerebro, pérdida de fertilidad y, finalmente, la muerte. La exposición al plomo tiene efectos sobre el desarrollo y conducta neuronal de fetos, bebés y niños.

  • Mercurio (Hg):

La principal fuente antropogénica de emisiones atmosféricas de mercurio es la combustión de carbón y otros combustibles fósiles. Otras fuentes incluyen la producción de metales, la producción de cemento, la eliminación de residuos y la cremación. Las principales fuentes naturales de emisiones de Hg son la dispersión desde el manto de la tierra a través de la litosfera, la evaporación desde la superficie del mar y la actividad geotérmica.
El Hg emitido en formas inorgánicas se convierte biologicamente en metilmercurio en el suelo y en el agua. El mercurio es tóxico en las formas elementales e inorgánicas, pero la principal preocupación re refiere a sus compuestos orgánicos, especialmente el metilmercurio. Se acumulan en la cadena alimentaria, por ejemplo en pescados predadores de lagosy mares y pasa a través de la ingestión a los seres humanos.

Para saber más sobre los efectos de los contaminantes en la salud de las personas y qué hacer en caso de que tengamos un episodio de altas concentraciones de contaminantes, pinche en el enlace “Recomendaciones”

Valor límite de arsénico, cadmio, níquel, plomo y mercurio

  • Arsénico, cadmio y níquel

Arsénico (As)

6 ng/m3

Cadmio (Cd)

5 ng/m3

Níquel (Ni)

20 ng/m3

  • Plomo 

Pb

Período de la media

Valor límite

Valor límite anual

1 año civil

0,5 µg/m3

  • Mercurio
    No se ha fijado ningún valor objetivo o límite en la UE para las concentraciones atmosféricas de Hg.

Técnica de Medida

El método de referencia para la toma de muestras del plomo, arsénico, cadmio y níquel en el aire ambiente se describe en la Norma UNE-EN 12341:2015. El método de referencia para la medición del arsénico, cadmio y níquel en el aire ambiente es el que se describe en la Norma UNE-EN 14902:2005 “Calidad del aire ambiente. Método normalizado para la medida de Pb, Cd, As y Ni en la fracción PM10 de la materia particulada en suspensión”.


Logo Xunta 
MeteoGalicia - Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio - Xunta de Galicia
Nota legal | Contactar 1.4.0
Teléfono: +34-881-999654
Fax: +34-981-957466
Galicia